El ansia recaudatoria de la SGAE parece no tener fin. Si hace unos días el Sr. Alierta (con la benevolencia del ministro Miguel Sebastián) decía que los buscadores de internet debían pagar una cuota por el uso de las redes de telecomunicaciones, en cuestión de horas la SGAE vio negocio en los operadores y rápidamente anuncio que lo más “lógico es que Telefónica cobre de Google y nos pague a nosotros“.

En cuanto a CreativeCommons, para un rápido ejemplo de cómo funciona este modelo de licencia, evitando intermediarios y facilitando al autor definir el grado de uso que permite de su obra a terceras personas.

Anuncios