abril 2010


Sí, en US se practica el soccer, o lo que conocemos como el “fútbol de toda la vida”. Profesionalmente, la liga MSL no termina de atraer el público que se decanta por otras disciplinas más tradicionales como el beisbol, o más espectaculares como el baloncesto, el hockey y el otro futbol (el americano). La popularidad de este deporte es mayor en la edad escolar y entre las chicas. Pero bueno, no pretendo revisar el presente, el pasado y el futuro del soccer en los US.

Hatters Champs!Quería aprovechar este post para publicar el éxito que anoche logramos con el equipo “Hatters” en el último campeonato organizado por Sports4Good. Terminamos el campeonato imbatidos, logrando marcar 56 goles en 9 partidos,  solo recibir una docena de tantos y disfrutar de unos grandes momentos antes, durante y después de cada partido. Gracias a todos! Kathy, Jen, Jeremy, Paul, Roberto, Ness, David, Raul, Colin. You are awesome!

Desde que llegué he tenido la posibilidad de practicar fútbol de forma continua, tanto en Chicago (con unas instalaciones universitarias que incluían un campo de futbol cubierto y con calefacción para poder entrenar cuando estábamos a -15C) donde logramos configurar el equipo de MBA más laureado de toda la historia ganando 4 majors de forma consecutiva, como en San Francisco, ya fuera compitiendo o por placer, en instalaciones de hierba sintética o en pistas indoor. Aquí la mayoría de las competiciones “no profesionales” son Co-Ed, es decir, mixtas, y cabe destacar el elevado nivel de muchas de las chicas que juegan a fútbol.

Fútbol en la MissionSi alguna vez visitas la ciudad y quieres jugar a futbol, solo debes acercarte a alguno de los campos que hay repartidos por toda la ciudad (como Kimbell, Crocker Amazon, Silver Terrace, Garfield,…)  o en cualquier extensión del Golden Gate Park y ponerte a jugar.

 Hace unos días la página Gizmodo publicó un artículo sobre el supuesto nuevo modelo de iPhone 4G. La noticia venía acompañada de fotografías de un modelo que supuestamente compró por $5,000 en una subasta a alguien que lo encontró en un bar en Redwood City. Apple tomó las medidas oportunas para reclamarlo por la vía judicial y recuperar el teléfono.

Más allá de la noticia y la ilegalidad de adquirir un producto olvidado, destacar que la policía del condado de San Mateo entró en la casa del editor de Gizmodo, Jason Chen, y requisó varios ordenadores, discos duros, memorias, teléfonos, etc. en búsqueda de pruebas y fuentes de información. Esta actuación aparentemente presenta un agravio comparativo con otros medios más tradicionales. Posiblemente la policía hubiera actuado de manera distinta si no se hubiera tratado de un “blog”. Es mucho más sencillo registrar la casa del joven periodista que la sede de cualquier periódico.

Fly to Munich with LufthansaPero sin duda esta historia está generando muchos rumores y una fuerte campaña de PR para terceras empresas. Supuestamente el empleado de Apple que perdió el iPhone, Gray Powell, estaba tomando cerveza alemana en Redwood City cuando se olvidó el telefono. Esto lo ha aprovechado la compañía germana Lufthansa (via Twitter, por supuesto), para ofrecer una huída al ingeniero de Apple antes de que sea capturado por Steve Jobs…

Sin duda, la divertida carta firmada por el director de marketing y atención al cliente de Lufthansa USA es un gran acierto!

ExitoEl otro día en una conversación con un español me comentó que tenía la sensación que “en España, a diferencia de en los USA, aquí, el éxito profesional/económico es medio pecado y se tiene que pagar por él.”

En este sentido quería aportar una reflexión que leí o escuché hace un tiempo sobre cómo la distinta base religiosa, y por extensión, cultural, en España y en los US genera una apreciación diferente del concepto de éxito empresarial:

En España, la religión católica suele identificar a la persona que tiene éxito empresarial con un conjunto de (des)calificativos como la soberbia, la avaricia, y la envidia, condenando históricamente a las personas que viven buscando del lucro.

Mientras en la versión protestante norteamericana precisamente se exalta que para ganarse el cielo es necesario el trabajo y la productividad, sonde la capacidad de éxito, su generación de riqueza y valor para la sociedad crea modelos a seguir.

Quizá sea una razonamiento simplista, pero creo que puede explicar algunos de los motivos que diferencia la cultura y el espíritu emprendedor estadounidense del español.