septiembre 2010


Espero que mejores el diseño

Ayer leía un artículo “Si estás aquí, esto es lo que hay” publicado en El País sobre la potencialidad de las aplicaciones de “Realidad Aumentada”, que no hizo más que revivir antiguas (y presentes) experiencias personales con este tipo de aplicaciones.

Retomando unos comentarios previos del pasado diciembre quisiera complementar las aplicaciones que se apuntan en dicho artículo y que permiten reconocimiento geográfico (con fines divulgativos o comerciales) tan solo con apuntar con la cámara del móvil.

En el campo más divulgativo, aplicaciones como Wikitude “World Browser” te reenvía información de la wikipedia relacionada con accidentes geográficos (nombre de esa montaña, altura), pero cuando estás en una ciudad pierde calidad de información local.

Para la ciudad, el AR más útil hasta la fecha es el servicio “Yelp Monocle”, de la popular web 2.0 Yelp, que recoge valoraciones de los usuarios sobre comercios. Ofrece una gran calidad de información y gran usabilidad con el uso de filtros. Desconozco la cantidad y calidad de información que ofrecen fuera de US.

En el caso de la empresa holandesa Layar, aprovechan el mashup de Google Maps para ofrecer información geolocalizada. Su modelo de negocio ha ido variando desde su inicio (Junio 2009): empezó como pago por hosting, luego cambiaron y cobraron por contenido publicado y por las analíticas, y de allí migraron aun modelo basado en ser una plataforma para terceras empresas, ya sean con acuerdos de exclusividad con fabricantes de dispositivos móviles (Samsung, Nokia) o con la comunidad de desarrolladores.

El caso de Google Goggles no lo he podido probar, pero podemos esperar tanto que sea una gran aplicación con la capacidad de acceso a la información y la fuerza de distribución de Google, o que la empresa terminen por comprar alguno de los otros competidores.

Finalmente no coincido con el periodista del artículo donde dice que FourSquare es uno de los orígenes del AR. FourSquare, al igual que Gowalla, Loopt o DoubleDutch son soluciones de geo-tagging y de comunidad, enmarcadas dentro del sector de LBS o Location-Based Services. A falta de que evolucionen estos mercados tan gustosos de acrónimos, AR podría considerarse actualmente como un subconjunto de aplicaciones LBS, pero FourSquare y similares persiguen otros objetivos, otras interactividades y otra forma de utilizar el dispositivo móvil.

Hace poco participé en una interesante discusión sobre el nivel de pobreza en el país, supuestamente, más rico del mundo. Partiendo de la noticias que 44 millones de pobres representa “cerca del 14% de la población. Lo peor de todo es que este último año, debido a la “crisis”, el aumento de los pobres ha sido de 4 millones”, y en base a datos puros y duros, “se consideran pobres a efectos de cálculo, los que tienen una renta inferior a la mitad de la media del país. La renta media de USA es de 38.000 dólares y por tanto esos pobres puede que tengan una renta de 19.000 dólares que es superior a la renta de Arabia Saudita o Israel”, algunos de los participantes en la conversación apuntaban que “a muchos considerados ricos en Asia o África, les encantaría ser “pobres” en los Estados Unidos,… pero viviendo en sus respectivos países”, aunque otros acertadamente apuntaban que “si toda la población del planeta siguiese hoy en día la “american way of life” necesitaríamos, como mínimo, cinco planetas”, recalcando la insostenibilidad de dicho modelo altamente consumista.

Homeless in San FranciscoSin duda, todos aquellos que alguna vez habéis podido pasear por las calles de San Francisco habréis notado una alta presencia de vagabundos (“homeless”). Creo recordar alguna estadística que apuntaba que San Francisco era la ciudad norteamericana con más vagabundos per cápita (unos 20.000 para menos de 800.000 habitantes), aunque otros estudios la situan en la séptima posición. Ello equivaldría a un ~ 2.5% de la población, muy por debajo del 14% referido anteriormente como porcentaje de pobres en US, englobando personas dentro del umbral de pobreza (<$19.000) pero sin necesidad de ser “sin techo”. Cabe recordar que California también ha sido y sigue siendo considerada la tierra de las oportunidades. Para muchos “sin techo” California es su destino preferido. Factores como el clima (es más soportable pasar la noche al raso en San Francisco que en Chicago), la cobertura médica y social (en la ciudad hay casi una cuarentena de sitios que reparten comida gratuita caliente 3 veces al día), la permisibilidad con la compra y consumo de drogas (la marihuana es legal para uso terapéutico), y la poca agresividad de la policía de San Francisco, hacen que para muchos homeless su vida sea menos dura en el oeste.

Tras escuchar las distintas aportaciones, recordé una comparativa de los niveles de riqueza/pobreza en distintos países basado en un estudio muy ilustrativo de sobre la cesta semanal de la compra familiar en distintos lugares del mundo.

Creo que es una forma bastante más directa para poder afirmar si alguien es pobre y apenas tiene el dinero suficiente para comer.

Más allá de la comparativa en la diferencia de presupuesto (de los $500 que gasta la familia Bargteheide en Alemania, a los $1.23 de la familia Aboubakar en el Chad), es interesante ver la composición tan distinta del menú en cada región del mundo.