Este pasado viernes leía el artículo “Suicide study reveals patterns of deaths on Caltrain tracks” publicado en el Mercury News (unos de los principales periódicos de Silicon Valley). El estudio realizado por San Jose State Univertisty analiza los datos de los últimos 17 años, con un total de casi 140 suicidios y un promedio de unos 8 suicidios por año en las vías del tren. La mayoría de ellos acontecidos en el tramo entre Burlingame y Mountain View, con mayor frecuencia los lunes o viernes en Marzo, Mayo, Octubre y Noviembre.

Caltrain - Local Este hecho me hizo recordar un suceso que pude observar precisamente en Noviembre del 2008. Alguien había decidido suicidarse entre las poblaciones de Burlingame y San Mateo, deteniendo su camioneta pick-up blanca en medio de un paso a nivel, siendo arrollado a las 5.30am por el primer tren dirección sur. Tras casi dos horas de espera, logré subirme al primer convoy que me trasladaba a Hillsdale. A mi paso por San Mateo pude observar los restos de la caminoneta completamente destrozada. Una imagen escalofriante que mostraba la dureza del impacto. También recuerdo como a la salida de la estación unos reporteros de CBS 5 nos entrevistaron a unos cuantos de los viajeros, intentando captar nuestra reacción y el dramatismo de nuestra expresión.

Sin llegar a las cifras record de suicidios causados en el Golden Gate y que os comenté en mi post “El lado oscuro del Golden Gate Bridge” de Octubre de 2009, este es el primer estudio que pretende analizar y definir un hecho que tristemente no es tan inusual en Bay Area. El servicio de Caltrain une San Francisco con Silicon Valley, con más de 20 estaciones hasta San Jose, un centenar de trenes al día, varios tramos donde se superan los 120km/h y más de 35.000 usuarios a la semana. Es importante señalar que las vías del tren cruzan a nivel por las principales ciudades del valle, produciendo varios percances al año. La agencia de tránsito de Caltrain ha intentado mejorar la circulación y garantizar una mayor seguridad. Desde mejorar las señales, colocar unos 10km de vallas (de los casi 90km por sentido), o aplicar mayores sanciones para los que actúan de forma imprudente, hasta campañas informativas como “Don’t Shortcut Life” para mitigar el número de accidentes, e incluso programas orientados a problemas mentales y depresivos en la población adolescente.

A pesar de los esfuerzos, aun sigue siendo habitual que un par de veces al mes el tren sufra retrasos. Cuando esto sucede, más allá de la información que en algunas estaciones pueda mostrarse o la proporcionada por el interventor del tren, sin duda la mejor manera de estar al corriente, saber las razones del retraso y estimar el tiempo de espera, es utilizar el twitter, ya sea el propio canal de Caltrain o buscando tweets con el hashtag #caltrain en pocas millas alrededor. Recuerda que los usuarios del Caltrain son una de las poblaciones más innovadora en el uso de nuevas tecnologías!

En definitiva, los datos del estudio no nos ayudarán a explicar los motivos detrás de cada muerte pero ojalá sean de utilidad para salvar vidas y disminuir el número de suicidios. Mientras deberemos esperar que mejoren las infraestructuras y se planteen soterrar parte del trayecto.

Anuncios