Startup Genome

El mes pasado un grupo de académicos y estudiantes de Berkeley (Ron Berman) y Stanford (Chuck Eesley y Steve Blank), junto con profesionales de Blackbox y del sector del venture capital publicaron los resultados del estudio “Startup Genome”. Este estudio ha analizado más de 650 startups con el objetivo de definir un framework flexible, identificando los patrones de evolución y dibujando las líneas de desarrollo que permitan  a los emprendedores ser más exitosos.

Tal y como comenté en el anterior post “Las 8 variables para despejar la fórmula del emprendedor”, es difícil definir la ecuación de éxito del emprendedor, y ya hay varias teorías y modelos como Customer Development, el Marmer Stages, Lean Startup, pero sin duda este estudio permite acercar el arte de emprender e innovar un poco más a una ciencia empresarial aplicable.

El estudio se divide en varias partes que responden a las ideas clave extraídas de los emprendedores analizados.

1) Las 6 etapas de evolución de una iniciativa startup, la cual puede ser convenientemente evaluada con los hitos y medidas adecuados. Estas etapas son: Descubrimiento, Validación, Eficiencia, Crecimiento, Maximización de Beneficios y Renovación.

2) Las distintas personalidades de las empresas tecnológicas de nueva creación, y como su idiosincracia marca su evolución a través de las distintas etapas. Entre los tipos de startups tenemos el automatizador (i.e. Dropbox, Slideshare, Basecamp), el transformador social (Skype, Twitter, Foursquare,… ), el integrador (PBWorks, Marketo), y el challenger (Jive, SuccessFactors, Rapleaf).

3) El aprendizaje como factor de éxito. El estudio demuestra que las startups que están mas predispuestas a escuchar, incluir mentores, seguir a expertos y revisar métricas muestran un gran crecimiento en las etapas de eficiencia y de crecimiento, y son capaces de levantar mas inversión.

Cuadro resumen:

Resumen Startup Genome

En este primer post os presento las primeras 14 conclusiones que los autores del informe han destacado:

1.     Los fundadores que escuchan y aprenden tienen más éxito, y de promedio levantan 7 veces más dinero, alcanzando de promedio un incremento de 350% en el crecimiento de usuarios.

2.     Las startups que pivotan (rectifican, adaptan y aprenden) una o dos veces levantan 2.5 veces más dinero, logrando 3.6 veces el crecimiento de usuarios y son un 52% menos proclives a escalar de forma prematura que las empresas que pivotan 2 o más veces.

3.     Los inversores en promedio invierten 2 o 3 veces más dinero del necesario en las empresas que aun no han logrado solucionar con su producto la necesidad del mercado. También sobreinvierten en startups con un único fundador (normalmente inversores del estilo Business Angels) o en equipos de fundadores que no tienen miembros de perfil técnico (a pesar de mostrar por lo general una menor probabilidad de éxito).

4.     Sorprendentemente, los inversores que participan activamente en la gestión de la empresa apenas tienen efecto en la mejora operativa, pero un mentor adecuado logra una influencia significativa en el desarrollo de la empresa y en poder levantar dinero (pero no en la valoración post-money para la salida)

5.     Las empresas con un único fundador necesitan 3.6 veces más tiempo en alcanzar la etapa de escalabilidad y crecimiento comparado con un equipo de 2 miembros, y además son 2.3 veces menos propensos a pivotar debido a una menor carga de crítica constructiva (decisiones unipersonales).

6.     Las empresas cuyos fundadores tienen una importante experiencia de negocios son 3.3.veces más proclives a tener éxito escalando una startup enfocada a ventas que centrada en producto (mas engineering driven)

7.     Los equipos fundadores con un fuerte componente técnico son 3.3 veces más propensos a tener éxito con una empresa centrada en producto y sin efectos network (no confundir con viralidad!). Ello sea posiblemente por la necesidad de establecer mayores relaciones empresariales con el ecosistema, y donde los contactos y las capacidades de negociación  son clave.

8.     Los equipos de fundadores con un persona técnica y una de negocio por lo general obtienen un 30% más de inversión, logran casi el triple de mayor crecimiento de usuarios y son tienen un 19% menos de probabilidad de crecer prematuramente

9.     Los fundadores con más éxito se rigen por el impacto, no por la experiencia o el dinero disponible. Este impacto también puede ser considerado como capacidad de liderazgo y visión.

10.   En la etapa de descubrimiento los fundadores suelen sobreestimar en más del doble (225%) el valor de la propiedad intelectual antes de que el producto encaje en el mercado (fase de validación)

11.   Las startups suelen necesitar 2 o 3 veces más de tiempo para validar su idea en el mercado, por encima del tiempo previsto inicialmente.

12.   Las startups que no han logrado inversión sobrestiman el tamaño de su mercado en 100 veces y muchas veces mal interpretan su mercado como si se tratara de uno nuevo. Ya suelen coexistir en el mercado otras opciones y sustitutivos que satisfacen la necesidad perseguida.

13.   Un crecimiento prematuro es la razón más común que explica el mal rendimiento de las startups. Suelen perder la batalla por intentar adelantarse a su propia capacidad real, sin ello significar morir de éxito.

14.   B2C vs B2B ya no es una segmentación significativa entre las startups de internet ya que la red ha cambiado las reglas del juego. Podemos diferenciar 4 tipos de empresas en función de su comportamiento en referencia a la adquisición de clientes, el tiempo, el producto, el mercado y el equipo.

En posteriores posts intentaré desgranar con un poco más de detalle los distintos apartados analizados en las más de 60 páginas del estudio, desde el promedio de meses de cada fase, el capital a levantar en cada etapa, pasando por las distintas ventaja competitiva según cada tipología de startup, y hasta ver como la composición del equipo inicial puede influenciar en el desarrollo de la empresa y la creación de empleo.

Anuncios