Hola,

El pasado lunes 11 de Octubre  la Fundación Gates anunció que ofrecerá 20 millones de dólares, principalmente bajo la fórmula de becas, para mejorar el sistema educativo, basándose en un mejor uso de la tecnología. Este iniciativa se ejecutará a través del programa Next Generation Learning Challenge que contempla desde el desarrollo de sistemas de enseñanza mixtos (online y presencial), material didáctico gratuito (similar alOpenCoursware del MIT), así como nuevos modelos de enseñanza (como el programa “The School of One” hasta sistemas analíticos para monitorizar el desempeño de cada alumno y sus competencias.

Es difícil separar esta noticia con el inminente estreno de la película “Waiting for Superman”. Dirigida por  Davis Guggenheim (director de “An Inconvenient Truth“), el film muestra los graves problemas estructurales del sistema educativo público norteamericano, con unas alarmantes cifras de fracaso escolar y un discutido sistema clasista que dificulta a los grupos con menos recursos y a las minorías poder acceder a educación de alto nivel.

Interesante apuntar que Bill Gates aparece en dicha película para intentar reforzar el mensaje y ayudar a que realmente este problema sea contemplado en la agenda política de los USA. En este sentido cabe recordar que la administración Obama tiene previsto destinar para la educación una cuarta parte del “Recovery Act” total, entre 120 y 140 billones de dólares. Parece una importante apuesta, y merece ser reconocido como tal. Sin embargo, la envergadura del reto (requerirá un cambio generacional?) y los retrasos y recortes en la aplicación del “stimulus check” hacen crecer las criticas y aumentar las dudas de su aplicación real.

Mientras, seguimos esperando a Superman.

Hace poco participé en una interesante discusión sobre el nivel de pobreza en el país, supuestamente, más rico del mundo. Partiendo de la noticias que 44 millones de pobres representa “cerca del 14% de la población. Lo peor de todo es que este último año, debido a la “crisis”, el aumento de los pobres ha sido de 4 millones”, y en base a datos puros y duros, “se consideran pobres a efectos de cálculo, los que tienen una renta inferior a la mitad de la media del país. La renta media de USA es de 38.000 dólares y por tanto esos pobres puede que tengan una renta de 19.000 dólares que es superior a la renta de Arabia Saudita o Israel”, algunos de los participantes en la conversación apuntaban que “a muchos considerados ricos en Asia o África, les encantaría ser “pobres” en los Estados Unidos,… pero viviendo en sus respectivos países”, aunque otros acertadamente apuntaban que “si toda la población del planeta siguiese hoy en día la “american way of life” necesitaríamos, como mínimo, cinco planetas”, recalcando la insostenibilidad de dicho modelo altamente consumista.

Homeless in San FranciscoSin duda, todos aquellos que alguna vez habéis podido pasear por las calles de San Francisco habréis notado una alta presencia de vagabundos (“homeless”). Creo recordar alguna estadística que apuntaba que San Francisco era la ciudad norteamericana con más vagabundos per cápita (unos 20.000 para menos de 800.000 habitantes), aunque otros estudios la situan en la séptima posición. Ello equivaldría a un ~ 2.5% de la población, muy por debajo del 14% referido anteriormente como porcentaje de pobres en US, englobando personas dentro del umbral de pobreza (<$19.000) pero sin necesidad de ser “sin techo”. Cabe recordar que California también ha sido y sigue siendo considerada la tierra de las oportunidades. Para muchos “sin techo” California es su destino preferido. Factores como el clima (es más soportable pasar la noche al raso en San Francisco que en Chicago), la cobertura médica y social (en la ciudad hay casi una cuarentena de sitios que reparten comida gratuita caliente 3 veces al día), la permisibilidad con la compra y consumo de drogas (la marihuana es legal para uso terapéutico), y la poca agresividad de la policía de San Francisco, hacen que para muchos homeless su vida sea menos dura en el oeste.

Tras escuchar las distintas aportaciones, recordé una comparativa de los niveles de riqueza/pobreza en distintos países basado en un estudio muy ilustrativo de sobre la cesta semanal de la compra familiar en distintos lugares del mundo.

Creo que es una forma bastante más directa para poder afirmar si alguien es pobre y apenas tiene el dinero suficiente para comer.

Más allá de la comparativa en la diferencia de presupuesto (de los $500 que gasta la familia Bargteheide en Alemania, a los $1.23 de la familia Aboubakar en el Chad), es interesante ver la composición tan distinta del menú en cada región del mundo.

Aquest dilluns es va signar l’acord d’agermanament entre les ciutats de Barcelona i San Francisco.

http://www.sfgate.com/cgi-bin/article.cgi?f=/c/a/2010/07/19/BUCD1EGK7B.DTL

Bé, per San Francisco passem a ser la 18ena ciutat de la família.

Esperem que això serveixi per millorar la transferència empresarial, tecnològica, científica, d’inversió i d’I+D entre ambdues ciutats, a mes de permetre un dia d’aquest un vol directe… Espanya es l’únic país de l’Europa occidental que no te cap vol directe amb la costa oest d’els USA.

Para todos aquellos que hayáis visto o escuchado algo del mundial, posiblemente sabéis a lo que me refiero. Para aquellos que no siguen el mundial, la vuvuzela (trompeta o bocina de plástico) es un instrumento de viento que se utiliza para animar (?) en los estadios de futbol. Su sonido, situado entre el Si y el Do en una frecuencia similar al tono de la voz humana, genera un incesante zumbido que supera los 100 decibelios.

Ya desde la pasada Copa Confederaciones de futbol celebrada precisamente en Sudáfrica en el verano de 2009, el insufrible sonido que producían los espectadores soplando sin parar las vuvuzelas durante las dos horas de partido era notorio. Algunos jugadores, técnicos y periodistas apuntaban la molestia que este continuo zumbido provoca. Incluso se apuntaba que la propia FIFA pretendía prohibir su uso en los estadios, pero finalmente ha permitido el uso de vuvuzelas (eso si, de menos de 1 metro de longitud), ya que es un elemento típico de la cultura futbolística sudafricana.

Al contrario. Este efecto se ha visto multiplicado más si cabe en esta edición del mundial de futbol, y por extensión, a la sociedad y la economía. No deja de sorprenderme como un instrumento, a mi entender, tan molesto está teniendo tanto éxito, como la popularidad del mundial permite multiplicar su efecto y sus ventas, y como la creatividad humana rápidamente lo aprovecha para desarrollar productos y servicios relacionados con la vuvuzela. Esto es lo que pretendo exponeros en los siguientes párrafos:

Una primera muestra de lo que comento se refleja en la siguiente infografía:

Según uno de los principales fabricantes chinos de vuvuzelas (con mas de 37 modelos!), el precio de venta al por mayor de cada unidad es de apenas 2 yuanes = 29 céntimos. Y su precio promedio de venta al consumidor final esta en los $7 – $9. En definitiva, un beneficio bruto entorno al 2500%

Debido a las crecientes quejas de los espectadores que acuden a los estadios, la propia empresa sudafricana inventora de las vuvuzelas en el 2001 (Masincedane Sport), ha lanzado a la venta unos tapones para evitar reducir la evidente molestia que los 140 decibelios provocan. Forma interesante de crear ellos mismo su propia demanda cautiva.

Mientras los comentaristas que transmiten en directo los encuentros han tratado de evitar el molesto sonido acercando el micrófono a su boca, también han aparecido sistemas, trucos y recomendaciones para reducir la molestia de este sonido en la televisión, mediante ajustes del ecualizador. Otro inventor alemán comercializa un archivo mp3 que permite contrarrestar el ruido de las vuvuzelas, pero los expertos afirman que esto es imposible.

Existen varias iniciativas “simpáticas” a la par que molestas, que sacan provecho de este fenómeno. Por ejemplo tenemos una aplicación gratuita para el iPhone/iTouch/iPad (Vuvuzela 2010) que permite elegir el color de la trompeta y ya sea presionando en la imagen o agitando el iPhone, iTouch o iPad reproduce ese sonido. Vuvuzela 2010 está en el top 5 del iTunes en la categoría de descargas de aplicaciones relacionadas con deportes También tenemos otras aplicaciones gratuitas como el Pocket Vuvuzela y el Virtual Vuvuzela.

Otro ejemplo de creatividad aprovechando el tirón es vuvuzela.fm, una radio que no para de emitir el sonido de estas populares trompetas, y sin cortes publicitarios!

Incluso hay gente que le ha sacado un punto cómico, ya sea parodiando al señor de los anillos o incluso al propio Hitler criticando la permisividad de la FIFA ante a las susodichas vuvuzelas.

Finalmente, señalar los efectos nocivos en la salud, además del dolor de cabeza, que el uso indebido de este instrumento puede provocar. Un mujer de Ciudad del Cabo se ha recuperado de una lesión en la garganta por soplar con fuerza una vuvuzela tras una competición para hacer sonar estas trompetas.

Recuerdo que al brindar en fin de año siempre nos deseamos salud antes que dinero, pero parece que ese es ahora el gran problema de Obama:

http://www.nytimes.com/2010/03/09/opinion/09herbert.html?sudsredirect=true

Salud o dinero?