Hola,

El pasado lunes 11 de Octubre  la Fundación Gates anunció que ofrecerá 20 millones de dólares, principalmente bajo la fórmula de becas, para mejorar el sistema educativo, basándose en un mejor uso de la tecnología. Este iniciativa se ejecutará a través del programa Next Generation Learning Challenge que contempla desde el desarrollo de sistemas de enseñanza mixtos (online y presencial), material didáctico gratuito (similar alOpenCoursware del MIT), así como nuevos modelos de enseñanza (como el programa “The School of One” hasta sistemas analíticos para monitorizar el desempeño de cada alumno y sus competencias.

Es difícil separar esta noticia con el inminente estreno de la película “Waiting for Superman”. Dirigida por  Davis Guggenheim (director de “An Inconvenient Truth“), el film muestra los graves problemas estructurales del sistema educativo público norteamericano, con unas alarmantes cifras de fracaso escolar y un discutido sistema clasista que dificulta a los grupos con menos recursos y a las minorías poder acceder a educación de alto nivel.

Interesante apuntar que Bill Gates aparece en dicha película para intentar reforzar el mensaje y ayudar a que realmente este problema sea contemplado en la agenda política de los USA. En este sentido cabe recordar que la administración Obama tiene previsto destinar para la educación una cuarta parte del “Recovery Act” total, entre 120 y 140 billones de dólares. Parece una importante apuesta, y merece ser reconocido como tal. Sin embargo, la envergadura del reto (requerirá un cambio generacional?) y los retrasos y recortes en la aplicación del “stimulus check” hacen crecer las criticas y aumentar las dudas de su aplicación real.

Mientras, seguimos esperando a Superman.

Anuncios

Os adjunto una interesante forma de ver como se avanza en el mercado de móviles a nivel mundial… en este caso a base de juicios, pleitos y demandas.

Who's Suing Who in the Mobile Industry

Who's Suing Who in the Mobile Industry


Curioso que todas las empresas del suresteasiático reciben acusaciones. Destacado comprobar cómo Nokia dedica muchos recursos para protegerse de sus amenazas.