Divertido video sobre la twitteradiccion que se vive en esta zona del mundo

Anuncios

Mucho y muy bien se ha hablado y escrito analizando porqué la zona de Bay Area es única para la creación y desarrollo de empresas tecnológicas exitosas a nivel mundial. Solo intentaré listar brevemente cuales creo que son las características únicas de este emplazamiento, y quizá ello me ayude a explicar en un posterior post porqué hasta ahora ha sido imposible replicar exitosamente este modelo en otras zonas del mundo. Cada una de estas características merecería ser tratada con mayor detenimiento, pero brevemente considero como claves las siguientes realidades:

Historia de éxito: A finales de la década de los 60, la concentración de empresas relacionadas con los semiconductores y las computadoras (que ayudó a acuñar el nombre de Silicon Valley) alimentó a las nacientes compañías de programación y de servicios (la clásica imagen de la start-up de garaje). En este medio siglo han sido innumerables las empresas de éxito, desde los gigantes HP e Intel, hasta las totalmente 2.0 como facebook y twitter. Este legado y grado de interrelación actúa como un imán, configurando un potente ecosistema de fuertes clusters tecnológicos y de inversión que han dado cobertura a los distintos desarrollos de negocio basados en nuevas tecnologías.

Espíritu emprendedor: California siempre ha sido catalogado como el país de las oportunidades y este sueño sigue presente en los habitantes de la zona. Todos buscan el “Next Big Thing” o la “Next Killer-App” (mientras otros esperan el “Big One“). La temprana inyección de capital riesgo, el bajo coste de implantación y la creciente oferta de mano de obra altamente cualificada ha revertido en reforzar este espíritu de innovación y nuevos retos. Todos los participantes del mercado apoyan este espíritu, desde la empresa que te alquila el espacio de oficinas y te cobra una parte en equity, pasando el abogado que te prepara los papeles en 24 horas, hasta toda la red de financiación presente en la zona (angel investors, Venture Capital, etc).

Capacidad intelectual: Stanford y Berkeley son dos de los mejores centros de formación tecnológica de US. Cada año nutren al mercado local de candidatos altamente preparados, e instan a sus alumnos a ser emprendedores. Las propias escuelas (junto con las de San Jose y Santa Clara) disponen de centros de investigación y desarrollo de negocio (SRI y Lester Center) que se sitúan como referencias a  nivel mundial. Por otra parte, los oferta de programas inCompany, los cursos para trabajadores, las constantes conferencias y los seminarios logran crear una dinámica constante de formación continua. Por ultimo, el efecto de retroalimentación es evidente: por una parte el poder de las redes de exalumnos crean unos fuertes vínculos que potencian todavía más el significado de ser miembro de dichas instituciones, y al mismo tiempo los exalumnos más exitosos reinvierten mediante donaciones a dichos centros universitarios.

Fuerte comunidad: Aquí todo el mundo se conoce. A pesar de ser varios millones de personas en la zona (cabeseñalar que San Francisco apenas tiene 700.000 habitantes), el hecho de la alta movilidad y cambio de trabajo, junto con la propia cultura de network hace que directa o indirectamente todos sepan de todos, de cómo trabajas y cómo eres, de tu capacidad de sacrificio, creatividad y esfuerzo. También destacar que la propia comunidad inherentemente emprendedora tiene una vocación natural por ser muy receptivos a cualquier nueva innovación, siendo los primeros usuarios (denominados mavens) en probar, apostar y abogar por las nuevas aplicaciones que constantemente van apareciendo. Ellos saben que compartir tiene un poderoso efecto sinérgico.

Visión global: Cierto es que las nuevas empresas se focalizan inicialmente en un mercado tan amplio y receptivo con es el de la Bahía de San Francisco, y un extenso mercado de habla inglesa a nivel mundial. Ello les permite una alta escalabilidad de la demanda y un perfecto banco inicial de pruebas. Desde su concepción la mayoría de estas empresas muestran una vocación de mercado global, ya sea debido a la propia naturaleza del medio, a las bajas barreras de entrada y al crisol de culturas que trabajan en las empresas. En un futuro post dedicaré un tiempo a las interesantes reflexiones que al respecto apuntó Michael Cusumano en su obra “The Business of Software” en 2004.

Huso Horario: La última decisión del día (empresarialmente hablando) se toma en Bay Area. Quizá no sea la decisión más importante, pero si la que cierra la jornada a nivel mundial. Trabajando con empresas globales es normal atender reuniones semanales a las 7am con Europa, y por la tarde con Asia. La costa Oeste de US recibe el resultado de todas las acciones que amanecen en el lejano Oriente, avanzan por la vieja Europa y se acentúan en el parqué de Nueva York. Si hay alguna característica que sea imposible replicar a nivel mundial (a menos que no cambiemos el sistema solar), es precisamente esta.