Hoy descubrí una interesante infografía que representa, con un estilo cartográfico propio del siglo XV, el mundo web 2.0 y las comunidades online. Pero más curioso resulta aún comparar el mismo mapa con su versión del 2007:

Geografía 2.0 en 2007

Geografia 2.0 - 2007

Geografía 2.0 en 2010

Geogradia 2.0 - 2010

Algunas observaciones:

Paises que conquistan nuevos terrenos
Facebook ocupa ampliamente toda la zona septentrional, eliminando comunidades como classmates o reunion.com, mientras MySpace o friendster se resisten. Todo esto sucedió a orillas del Golfo de Youtube cuyas aguas se conviertieron en terreno fértil para la civilización del online video, ganando espacio a otras naciones multimedia como Flickr o Vimeo.

Allende de sus fronteras, en el oriente, aparece el reinado del social gaming con Farmville y HappyFarm. Mientras en el suroeste residen los habitantes de los principados de Tuenti y Hi5 a orillas de la Regional Bay

Nuevas regiones que aparecen
El terremoto Twitter irrumpe con fuerza en medio de este espacio, creando un nuevo archipiélago bañado por el Mar de las Opiniones y con espacio para otras tribus como Buzz. En la parte noroeste y en aguas de la Bahia Geottaged florecen pueblos como FourSquare, Latitude y Yelp.

El imperio de Skype también emerge, posicionándose como el principal reinado de comunicaciones P2P, superando a AIM, Windows Live Messenger, Yahoo Messenger y Google Talk. Cabe destacar un pequeño grupo de usuarios de ICQ que resisten cual pueblo galo a las tropas del César.

Entre las otras civilizaciones que surgen en medio del ecosistema 2.0 cabe destacar también Craiglist y LinkedIn.

Otros cambios territoriales
El terreno online dating aumenta con nuevas repúblicas como PlentyofFish, Match.com e incluso Adult Friend Finder, que se unen a viejas y consolidadas dinastías como eHarmony y OkCupid

Asimismo, áreas de recreo como MMO han ganado terreno a otros jugadores regionales como WoW, Lineage o Runescape. Algunos granjeros de esta tribu emigraron cruzando el Dopamine Sea para asentarse en los campos y praderas de FarmVile y HappyFarm.

Por su parte, países innovadores en su momento como Reddit, Digg, o Del.ico.us parecen resistirse a perder su territorio y desaparecer en una nueva revolución social.

Finalmente, el imperio oriental del emperador QQ tras la gran muralla Firewall sigue siendo un terreno inexpugnable para las tropas occidentales.

Naciones que pasaron a la historia
En 3 años de revolución 2.0 hemos asistido a la desaparición de republicas con ejércitos tan poderosos en tiempos remotos como AOL, así como la creciente amenaza a la que se ve sometida la nación de Second Life.

También resulta destacada la no mención de Wikipedia y todo su imperio cultural, el cual aún sigue vigente para muchos ciudadanos de otros países como fuente inagotable de conocimiento y sabiduría.

Wine 2.0En el norte de California se unen dos de las mayores industrias mundiales: la tecnología y los vinos. Por una parte tenemos Silicon Valley, centro mundial de las principales empresas tecnológicas, de internet y de 2.0. Esta zona presenta un ecosistema idílico para emprendedores en temas digitales, con una potente infraestructura, recursos y amplia oferta de servicios volcados en la web 2.0, redes sociales y comunidades.

Por otra parte, las zonas de Napa Valley, Sonoma Valley, y algo más al sur, Mountain View y Santa Cruz, son algunas de las principales áreas norteamericanas de producción de vino. La calidad y variedad de sus caldos está siendo cada día más reconocida a nivel mundial. Además representan un interesante atractivo turístico para miles de visitantes de la zona.

La mezcla de estas dos industrias, su juvenil y emprendedora energía y su visión de mercado global, crea un cocktail explosivo para la industria de vino 2.0. En esta tierra donde la adopción de la innovación es tan dinámica, es fácil ver ejemplos de bodegas y productores de vino que utilizan las redes sociales como Facebook (St. Supéry, Peju y Flora Springs promovieron una visita conjunta a las 3 bodegas para sus seguidores en dichas red), que se relacionan con sus clientes y prospecto a través de twitter (anuncios de Twisted Oak, promociones y descuentos de TheRidgeWines, o nuevos recorridos y degustaciones con hoponthewineline.com), que utilizan las aplicaciones móviles (Napa Wineries, Velvet Vine) o como los amantes del vino se unen en comunidades online como meetup.com (el grupo de San Francisco Wine Lovers tiene más de 1.600 seguidores).

Wine 2.0Un buen ejemplo de uso coordinado de varios canales 2.0 con fines comerciales lo pudimos observar hace apenas un mes con la campana“Cabernet Day” promovida por la bodega St. Supéry. Además de las ventas logradas (más de 250 cajas de vino, con una facturación de casi 40.000 dólares), el efecto viral conseguido fue muy alto. Previamente al día de la celebración, anunciaron la promoción a través del grupo de Meetup que crearon, logrando que mas de 70 personas visitaran físicamente las bodegas el día del evento. A ellos se unieron más de mil usuarios online que fueron publicando mensajes en redes sociales como Facebook o Twitter, registrando su actividad en aplicaciones de geo-localización como Foursquare o Gowalla, y publicando sus fotos y videos en Flickr y YouTube.

El ecosistema innovador y emprendedor ha generado una creciente oferta de empresas dirigidas a ofrecer servicios 2.0 a la industria vitivinícola. Como muestra de la madurez podemos observar varias empresas de tecnología creadas en la zona y que desarrollan software y aplicaciones dirigida a las necesidades de las bodegas y empresas productoras de vino, como AMS, eWinery Solutions, Elipsys o WineWare Software. Otro ejemplo es la creciente concurrencia de redes sociales, agregadores de precios y comunidades exclusivas para el sector y que tienen sus oficinas en Bay Area: BottleNotes, WineZap, OpenBottles y The OpenWine Consortium, entre otras.

Finalmente, más allá de toda la tecnología que he ido apuntando en este post, cabe recordar que beber vino es frecuentemente un acto social. Estas nuevas herramientas 2.0 nunca podrán reemplazar el placer de abrir una botella de vino y compartirla con tus amigos. Sin embargo, estas herramientas están reforzando la parte de comunidad, el descubrimiento y el aprendizaje, para hacer que las charlas, las discusiones y todo lo que envuelve la cultura del vino sea aún más inolvidable.

Espero que mejores el diseño

Ayer leía un artículo “Si estás aquí, esto es lo que hay” publicado en El País sobre la potencialidad de las aplicaciones de “Realidad Aumentada”, que no hizo más que revivir antiguas (y presentes) experiencias personales con este tipo de aplicaciones.

Retomando unos comentarios previos del pasado diciembre quisiera complementar las aplicaciones que se apuntan en dicho artículo y que permiten reconocimiento geográfico (con fines divulgativos o comerciales) tan solo con apuntar con la cámara del móvil.

En el campo más divulgativo, aplicaciones como Wikitude “World Browser” te reenvía información de la wikipedia relacionada con accidentes geográficos (nombre de esa montaña, altura), pero cuando estás en una ciudad pierde calidad de información local.

Para la ciudad, el AR más útil hasta la fecha es el servicio “Yelp Monocle”, de la popular web 2.0 Yelp, que recoge valoraciones de los usuarios sobre comercios. Ofrece una gran calidad de información y gran usabilidad con el uso de filtros. Desconozco la cantidad y calidad de información que ofrecen fuera de US.

En el caso de la empresa holandesa Layar, aprovechan el mashup de Google Maps para ofrecer información geolocalizada. Su modelo de negocio ha ido variando desde su inicio (Junio 2009): empezó como pago por hosting, luego cambiaron y cobraron por contenido publicado y por las analíticas, y de allí migraron aun modelo basado en ser una plataforma para terceras empresas, ya sean con acuerdos de exclusividad con fabricantes de dispositivos móviles (Samsung, Nokia) o con la comunidad de desarrolladores.

El caso de Google Goggles no lo he podido probar, pero podemos esperar tanto que sea una gran aplicación con la capacidad de acceso a la información y la fuerza de distribución de Google, o que la empresa terminen por comprar alguno de los otros competidores.

Finalmente no coincido con el periodista del artículo donde dice que FourSquare es uno de los orígenes del AR. FourSquare, al igual que Gowalla, Loopt o DoubleDutch son soluciones de geo-tagging y de comunidad, enmarcadas dentro del sector de LBS o Location-Based Services. A falta de que evolucionen estos mercados tan gustosos de acrónimos, AR podría considerarse actualmente como un subconjunto de aplicaciones LBS, pero FourSquare y similares persiguen otros objetivos, otras interactividades y otra forma de utilizar el dispositivo móvil.

Érase una vez una pequeña empresa de tecnología, que no es start-up (lleva 9 años en el sector), que no es de Bay Area (es de Chicago), que no fue creada por un emprendedor por vocación (fue casi por accidente), que no es considerada una killer-app (es un concepto bien sencillo) y que es posiblemente uno de los mejores y más rentables ejemplos de web 2.0. Me refiero a Threadless.com. Quizá algunos ya la conozcáis, seáis usuarios de la comunidad e incluso clientes (como es mi caso). Tuve la oportunidad de ver a los fundadores el pasado viernes en el Web2.0 Expo y creí interesante hablaros un poco de ellos.

A finales de la década de los 90, Jake Nickell era un jovencísimo diseñador web que en su tiempo de ocio creó y moderó un foro de discusión sobre diseño de camisetas en la, ya desaparecida, comunidad Dreamless.org. A medida que su iniciativa ganaba adeptos e incrementaba el número de usuarios deseosos de compartir sus personales diseños de camisetas, Jake dejó de estudiar y se convirtió en empresario por accidente, creando Threadless en noviembre de 2000.

El secreto de Threadless? Un concepto muy sencillo: Ofrecer una plataforma para que los usuarios diseñen sus propias camisetas, estas luego pasan a ser valoradas por la comunidad y las más votadas pasan a producción (de 6 a 8 nuevos diseños semanales). El autor seleccionado se lleva $2.000 por diseño (hasta un máximo de $12.500) y $500 por cada tiraje de camisetas. Actualmente reciben un promedio de más 150 diseños al día, tienen 1.000.000 de usuarios (un promedio 4.000 nuevos por semana) y comercializan más de 100.000 camisetas al mes. Siguiendo un modelo operacional de tiradas limitas (1.500 camisetas por diseño a la semana) bajo demanda logran un coste de existencias realmente pequeño y un margen de beneficio del 30%. Algunas fuentes estiman que Threadless alcanzó en 2008 cifras de facturación cercanas a los 20 millones de dólares.

La clave del éxito? Dejar TODO en manos de la comunidad. Desde el propio desarrollo de los productos, la elección de las mejores propuestas, e incluso la propia evolución del website. Es precisamente a ellos, a los usuarios, a quienes dedican todo su esfuerzo por fidelizarlos. Jake afirma sin reparo que realmente no tienen unos planes de futuro muy claros, especialmente con el tema de partners, y que no paraban de recibir miles de propuestas de desarrollo de negocio. Lo que realmente tiene claro es que solo piensa en respetar la esencia de la marca y reforzar la experiencia de la comunidad. El saben que ese es su mayor (y único?) activo . Esto también lo sabe Insight Venture Partners que participa en la empresa a través de la compañía skinnyCorp que a su vez actúa de paraguas tecnológico de Threadless.

Hace un año tuve la posibilidad de visitar su almacén y su única tienda (al norte de Chicago y a pocos minutos de mi casa por aquel entonces), y la experiencia de comunidad sigue presente. En la tienda el usuario puede seguir siendo participe de la experiencia, y por ejemplo puedes sacarte una foto para ser proyectada en la cara de los maniquíes… llevando el concepto de UGC al mundo offline.

Threadless es en definitiva un concepto sencillo, con una correcta ejecución y una misión bien clara: el usuario es el rey!